<$BlogRSDURL$>
RESISTENCIA HUMANA
25.4.04
 
Fuerteventura, el limbo espańol
Javier Bauluz - 25/04/2004. LA VANGUARDIA
La odisea de los inmigrantes que llegan a las costas de Fuerteventura no acaba cuando pisan tierra firme, si es que llegan con vida. De ser detenidos, ingresan en un centro conocido como “Treblinka”

Los guardias, avergonzados, se ven obligados a quitar las mantas a los inmigrantes una vez secados sus cuerpos

Los detenidos que no caben en “Treblinka” son llevados a la antigua terminal del aeropuerto, conocida como Guantánamo 2
_______________________

La familia Idown, de Nigeria, viajaba en una de las dos pateras que naufragó el pasado 17 de abril en Fuerteventura, con el resultado de al menos 16 muertos. Favour, la madre, de 20 ańos, consiguió sobrevivir al naufragio, pero su hija Esther, de nueve meses, se ahogó, como su marido, Ronald, que la llevaba en brazos. Favour buscó desesperadamente los cuerpos de su hija y de su pareja durante varias horas, pero no consiguió volverlos a ver. Los cadáveres aparecieron más tarde en el agua, pero los 46 supervivientes ya habían sido internados en el campo de detención, muchos de ellos heridos por las rocas y tras recibir sólo una primera cura de urgencia.

A pesar de que entre las víctimas estaban su hija y su marido, el delegado del Gobierno en funciones, Ramón Paniagua, mantuvo encerrada durante tres días a la destrozada madre y viuda, ignorando las peticiones de Cruz Roja para llevarla a su piso de acogida. Favour, en contra de su voluntad, ni siquiera pudo reconocer personalmente los cadáveres de sus muertos; lo tuvo que hacer a través de fotografías. Hace unos meses, y a pesar de las peticiones de ONG, periodistas y decenas de nińos que le escribieron cartas, Ramón Paniagua también mantuvo entre rejas durante 15 días al aterrado nińo Famili Badariff, de seis ańos, alegando que él y su madre eran marroquíes y se podían escapar. En otras ocasiones separó a varias familias y exigió a los inmigrantes “sin papeles” que presentaran sus certificados de matrimonio para poder visitar a los maridos y padres encerrados.

En el 2003 llegaron a las costas de Canarias 9.382 inmigrantes vivos, la mayoría de ellos con cuadros de hipotermia, hipoglucemia, agotamiento, deshidratación, hambre y sed. Y con golpes, cortes, luxaciones, descalzos y empapados. Anteayer murió uno por hipotermia en la patera. Durante ańos, en el cuartel de Gran Tarajal, los guardias les han ofrecido lo único de lo que disponen: un puńado de mantas viejas y generalmente sucias por falta de presupuesto para lavarlas, un bocadillo y un batido de cacao, si los bares están abiertos. Cuando los inmigrantes han conseguido secar sus cuerpos, los guardias, avergonzados, se ven obligados a quitarles las mantas y a decirles que se vuelvan a poner la ropa mojada, incluidos mujeres embarazadas y nińos.

Carlos Ugarte, coordinador de Médicos sin Fronteras, denuncia que “la responsabilidad de la salud de los detenidos es del Gobierno, pero se han hecho los locos durante ańos y no había ningún dispositivo de atención con un mínimo de medios y de humanidad. Los guardias están poniendo muchas cosas fuera de su cometido y los tratan con respeto, porque debajo del uniforme hay personas, pero no tienen medios. Por eso hemos iniciado una intervención de emergencia humanitaria con un hospital de campańa y un equipo médico móvil de cuatro personas con tres vehículos para dar una primera asistencia médica, mantas térmicas, agua, leche caliente, galletas y un 'kit' completo de ropa seca compuesto de pantalón, sudadera y chanclas”.

Encerrados 40 días
Con la ropa mojada, los inmigrantes detenidos son llevados al campo de detención sin nombre oficial, conocido por El Matorral o “Treblinka”, el antiguo cuartel de la Legión donde son encerrados durante 40 días, rodeados por alambradas y carteles con la inscripción “zona militar”. Una parte dispone de celdas, calificadas por testigos como “jaulas para animales”, y está prohibido el paso a la prensa y a las ONG.

A Cruz Roja sólo la dejan entrar para atender a los más enfermos y llevar material higiénico y, según el padre Alejandro, párroco durante cinco ańos en Gran Tarajal, hace tiempo que “Cáritas pidió acceso al campo y la respuesta del delegado fue que a condición de callarse la boca. Cáritas no aceptó”. La relatora especial de Naciones Unidas para los inmigrantes irregulares, Gabriela Rodríguez Pizarro, que visitó Espańa en septiembre pasado, afirma que “había detenidas 846 personas” y que a varias mujeres “el día de su visita era la primera vez que las dejaban salir al patio”.

Según afirmó Ramón Paniagua, cuando se sobrepasa el “límite” de 1.200 plazas se seguirá utilizando la antigua terminal del aeropuerto. Un lugar conocido como Guantánamo 2, denunciado por muchas organizaciones nacionales e internacionales. Aunque, como afirma Pedro Santana, de la Comisión Estatal de Ayuda al Refugiado (CEAR), “a mí me han llegado a reconocer que hay más de 1.800 inmigrantes hacinados en El Matorral”. Para él, “en Fuerteventura no hay ley, los inmigrantes son tratados como cajas de plátanos. Se les aplica automáticamente el procedimiento de expulsión y los jueces no ejercen la tutela efectiva. Si saben que a muchos no los pueden repatriar, żpor qué dan sistemáticamente la orden de internamiento por 40 días en ese campo de concentración sin nombre, ni normativa legal que cumplir, aislados como si fueran terroristas, sin poder comunicarse ni con sus familias? Están en el limbo. Como en Guantánamo”.

La relatora de la ONU indica que el juez “normalmente ratifica la propuesta de la policía sin contactos directos con el inmigrante ni visitas a los centros de internamiento”.

“El derecho de asilo no está garantizado en Fuerteventura, es más que extrańo que en el 2003 sólo haya habido 38 solicitudes –denuncia Santana–. A los abogados no les dan información y no saben si sus defendidos están en libertad o los han deportado; están desaparecidos. Tampoco se respeta el secreto profesional entre abogado y cliente, ya que los intérpretes de los letrados son los mismos contratados y pagados por la policía. Muchos abogados tienen una actuación presencial, pero no activa en defensa de sus clientes.”

Derechos humanos violados
Según la relatora, hay un “desconocimiento de las garantías y derechos que puede desembocar en eventuales violaciones de los derechos humanos”, y existe “riesgo de indefensión frente a posibles abusos y violaciones debido a la ausencia o insuficiencia de asistencia letrada”. En su respuesta a la ONU, el Gobierno de Aznar expresó su “perplejidad”, pero admitió la “insuficiencia” letrada, aunque la achacó a la “calidad humana y profesional” de los abogados. Más de 92.000 inmigrantes fueron deportados en el 2003, según el ex ministro del Interior, Ángel Acebes, pero los que no pueden ser expulsados en 40 días quedan en libertad, según la relatora, en un “limbo jurídico que no les permite regularizar su situación”.

Favour tiene suerte, tras las peticiones de instituciones, ONG y sindicatos, finalmente pudo asistir al entierro de su hija y de su marido, y el delegado del Gobierno en funciones parece dispuesto a estudiar su caso, pero los demás náufragos seguirán recibiendo el trato habitual si no cambia el talante. Anteayer encerraron en el campo de detención a dos mujeres embarazadas, una de ellas menor: 16 ańos.

JUAN MEDINA
Favour Idown, frente a los cadáveres de varios compańeros de su patera, durante la búsqueda de su marido e hija

JUAN MEDINA
Un empleado de una funeraria, con el ataúd que contiene los restos de Esther

Articulo original en La Vanguardia
HOME

Powered by Blogger